fbpx

#beatinvaders

 

Hola, Me llamo Alex Brinken, productor musical y director de Beatlabs.

En 2001 llegué a Barcelona con la ilusión de dedicarme al mundo de la música, y  para ello comencé mis estudios de técnico de sonido y producción en Microfusa. Al terminar tuve la suerte de trabajar en la tienda Microfusa a la par que comenzaba con mi carrera de productor. La experiencia adquirida durante esta primera etapa en la ciudad propiciaron el momento de dar el salto y fundar en sociedad la tienda CUTOFF pro audio, que rápidamente gano popularidad a nivel nacional.

 

En 2008 y después de 5 años dedicándome a las ventas comprendí que no era mi camino, así que abandoné el sector comercial para dedicarme íntegramente a la educación, con la gran suerte de que solo 2 meses después de haber abandonado CUTOFF recibí la oferta de trabajo que actuaría de punto de inflexión en mi vida, ser el profesor encargado del curso de producción de música electrónica en SAE Institute Barcelona. Donde estuve 8 años, impartiendo producción de música y audio engineering.

 

Con el paso del tiempo y valorando mi experiencia como alumno y como profesor, llegué a la conclusión que para ser capaces de formar una mayor cantidad de alumnos exitosos hay que realizar cambios vitales en el modelo educativo y adaptar la educación a los tiempos actuales, ya que el mundo cambia constantemente, con lo cual también lo debería hacer la educación.

 

Motivado por ésta idea y con toda mi ilusión en 2010 comencé a preparar una nueva estructura de cursos, basados en la interacción y el trabajo diarios. Aquí fue tomando forma el embrión de Beatlabs Academy, que abrió sus puertas en 2014.

 

Para lograr nuestro objetivo educativo hemos reducido los grupos a 4 alumnos, para así poder ofrecer la mayor personalización y asegurar la máxima participación de cada alumno durante los cursos, que se imparten íntegramente en nuestro estudio.

 

Producir música que va a ser plasmada en cualquier tipo de soporte de reproducción implica convertir en emociones sónicas una idea que reside en la mente de alguien. Por ello se debe tener conocimientos del proceso de creación musical a la par que un plan de acción que materialice esa idea correctamente para que surta el efecto deseado. Además es un proceso que implica varias fases bien diferenciadas. En cada momento debemos tener en cuenta los aspectos que son importantes en la fase en cuestión, los meramente musicales (concepto, ritmo, armonía, estructura…) aspectos técnicos (grabación, MIDI, ruteo, Fx….) aspectos psicológicos y de relaciones humanas entre los integrantes del proyecto (no siempre, tenemos todos la misma opinión)  etc…

 

Por ello ser productor va mucho más allá de saber usar un DAW para hacer una canción. Ser productor es tener la capacidad para llevar un proyecto desde la idea inicial hasta su lanzamiento al mercado, sabiendo lidiar con todas la situaciones que nos traiga por el camino.

 

Si tu aspiración  es poder dedicarte a la producción profesionalmente, la mejor manera de aprenderlo es trabajando en el entorno, por ello al plantear los cursos decidí ponderar entre cantidad y calidad, así que reduje el cupo de alumnos para así poder impartir los cursos íntegramente en el estudio. Para mí es de vital importancia que durante el curso los alumnos puedan interactuar con hardware y software, ya que mi experiencia me ha demostrado que ganan en confianza de manera mucho mas rápida y solida.

 

El objetivo final de nuestra enseñanza es que los alumnos puedan ser capaces de asimilar correctamente todos los conceptos que conforman una producción musical, para así poder encontrar su propio método de creación y así poder seguir creciendo y llevar a cabo producciones exitosas en el futuro.

background

 ENTREVISTA:

EMPRENDER EN LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA ELECTRÓNICA